dimarts, 2 de febrer de 2010

La casa de los espíritus


Este libro, es uno de mis libros favoritos. Me hizo ver la realidad de los cambios, es decir, me hizo ver como pueden afectar los cambios políticos, que te hacen ir desde el punto más alto hasta el abismo. Creo que es una lectura que todo el mundo deberia realizar, y las cuatro generaciones de mujeres Trueba, Nívea,Clara, Blanca y Alba, me gustaron muchísimo, ya que cada una me ha aportado conocimientos diferentes. La que más me llamo la atención fue Clara, clarividencia. A continuación pongo un pequeño párrafo donde la autora nos describe a Clara:


Los sueños no eran lo único que Clara adivinaba. También veía el futuro y conocía la intención de la gente, virtudes que mantuvo a lo largo de su vida y acrecentó con el tiempo. Anunció la muerte de su padrino, don Salomón Valdés, que era corredor de la Bolsa de Comercio y que creyendo haberlo perdido todo, se colgó de la lámpara en su elegante oficina. Allí lo encontraron, por insistencia de Clara, con el aspecto de un carnero mustio, tal como ella lo describió en la pizarra. Predijo la hernia de su padre, todos los temblores de tierra y otras alteraciones de la naturaleza, la única vez que cayó nieve en la capital matando de frío a los pobres en las poblaciones y a los rosales en los jardines de los ricos, y la identidad del asesino de las colegialas, mucho antes que la policía descubriera el segundo cadáver, pero nadie la creyó y Severo no quiso que su hija opinara sobre cosas de criminales que no tenían parentesco con la familia.
Clara se dio cuenta a la primera mirada que Gertulio Armando iba a estafar a su padre con el negocio de las ovejas australianas, porque se lo leyó en el color del aura. Se lo escribió a su padre, pero éste no le hizo caso y cuando vino a acordarse de las predicciones de su hija menor, había perdido la mitad de su fortuna y su socio andaba por el Caribe, convertido en hombre rico, con un serrallo de negras culonas y un barco propio para tomar el sol.”
“ Clara creció como una planta salvaje, a pesar de las recomendaciones del doctor Cuevas, que había traído de Europa la novedad de los baños de agua fría y los golpes de electricidad para curar a los locos.
Barrabás acompañaba a la niña de día y de noche, excepto en los períodos
normales de su actividad sexual “

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada